A+ A A-

FIAT MOBI: UN CIUDADANO DE PRIMERA….QUE NO DESENTONA EN LA RUTA

Por Carlos Daniel Arena

No podemos negar que el Fiat Mobi tiene una pinta bárbara….como la mayoría de los city cars trata de penetrar por los ojos…y vaya si lo logra ¡!

Sus líneas son marcadas, como realizadas con tiralíneas, con un costado de amplio perfil aerodinámico, una parte frontal con un diseño de gran personalidad y faros inmensos con iluminación halógena.

Cuenta con iluminación diurna (No es Led) ubicada en los faros antiniebla, los cuales se apagan al encender las luces medias.

El diseño lateral al que hacíamos referencia ha generado innumerables controversias entre escribas, televisivos, ,radiales y otras yerbas del firmamento periodístico;  y ni les cuento el portón- trasero de vidrio cuyo diseño y operación generó algunas discusines subidas de tono….

La columna gustó del diseño delantero……las puertas delanteras son enormes y permiten a “chauffeurs” de enorme volumetría como el escriba penetrar sin realizar contorsiones tipo “El Gran Houidine”  al puesto de conducción, el cual, cabe consignar es cómodo y gran visibilidad.

Ahora, eso sí, entrar en las plazas traseras se nos hizo muy dificultoso y si no se corrían las butacas delanteras, nos era imposible.(Son solamente para criaturas)

El baúl es realmente pequeño y debimos bajar los respaldos del asiento trasero (Se vuelcan en 1 y ¾ respectivamente….y llegamos ahora sí al portón del baúl…algunos dicen que es más práctico y más cómodo, resaltando la estética traser del auto…que es muy buena, mientras que otros colegas dicen que no es funcional, ya que genera dificultades para cargar valijas de mediana a gran volumetría, no tiene  botón de apertura y no está conectada al circuito de alarma.

A&Estilos adopta una posición neutra:  es de un diseño hermoso, pero usamos los asientos traseros.

El interior es similar al del Fiat Uno. Los pl{asticos son mejorables en calidad y encastre.

Los sombreretes que cubren de los sujetadores verticles de los cinturones de seguridad se cayeron ni bien los tocamos.

El puesto de conducción es cómodo, este modelo incorpora el volante de los Jeep y Chrysler  con comandos de audio en el lado derecho, regulación en altura e instrumental de buen diseño y muy completo: tacómetro, velocímetro, medidor de nivel de combustible, indicador de temperatura, computadora de a bordo, reloy e indicador de pase de marcha: muy completo.

Debería mejorarse el equipo de audio: es decir ubicar otro de mejor calidad: el sonido deja bastante que desear.

Debería tener luces antiniebla traseras, delanteras posee.

El aire acondicionado es similar al del Palio Fire. Es de buena calidad y potencia.

Los vidrios delanteros se elevan eléctricamente; los traseros en forma manual.

Para viajes en ruta son prácticos los espacios posavasos ya que siempre uno u otro pasajero toman un refresco o un café durante el viaje.

En el espacio trasero pueden ubicarse solamente criaturas: olvídese de personas adultas.

El cuanto a seguridad cuenta con doble air bag, ABS con EBD y alerta de frenado de emergencia , alerta de cinturón de seguridad abrochado, luces diurnas y ganchos ISOFIX para trabar los asientos de criaturas.

Falta apoyacabezas trasero para el quinto pasajero  (¿Entra?)

Los apoyacabezas de las butacas delanteras están integrados a las mismas ; a criterio del escriba deberían estar con el sistema de regulación.

El respaldo delantero es rebatible 60/40 lo que en comodidad le da un gran punto a favor, y subraya la diferencia con otros modelos, aún de segmento superior que tienen el respaldo enterizo.

Siguiendo con las dimensiones: el baúl tiene solamente 235 litros de capacidad y su boca de carga es pequeña.

Mobi, al igual que Volkswagen en el Up! Tiene una especie de “doble fondo”, que le permite ubicar más carga, pero esta innovación va solamente para el mercado brasileño (Sistema CargoBox).

La rueda de auxilio es de las mismas dimensiones que la del tren rodante (Algo que deber{ia ser común y no lo es en muchos vehículos) pero con llanta de chapa: Es de 14” . Tren rodante y auxilio calzan los muy buenos Pirelli Cinturato P1 175/65 14

Probado que fue en un viaje a Miramar y zonas aledañas, en ruta se mostró estable, aún en curvas rápidas. Se encuentra cómodo viajando a 110/120 km/h sostenidamente.

Con 32 libras en los cuatro neumáticos obtuvimos una media de 6,2, 5,9 litros cada 100 kilómetros recorridos con viento de superficie casi calmo con viento del cuadrante NN/E a 12 km/h, medida la fuerza de Eolo con el instrumetal propio de Autos&Estilos.

Resumiendo un buen producto de Fiat que viene a llenar una necisdad para el tránsito ciudadano en el que se mostró ágil y con buena recuperación.

Quizá un modelo “top” con caja “de sexta” no le vendría mal, todo lo contrario.

Pasar un camión en la ruta tórnase complicado ya que tarda en recuperar vueltas.

La primera es muy corta y en Quinta ibanos con el cuentavueltas pasando las 3.500 rpm a 110 km/h (Y menos mal que no teníamos viento en contra).

Acelera de cero a cien kilómetros por hora en 15”450/100 y su velocidad máxima es de 146,973 km/h.

Eso sí el tanque de nafta tiene 47 litros de capacidad lo que nos da una autonomía aproximada de 772 kilometros en ruta y 578 en la ciudad (¡Mirá si tendría el motor diesel que usan en Italia para el 500!).

Bien la puesta a punto de la suspensión: parece a medida para Buenos Aires.

La garantía es de tres años o cien mil kilómetros: bien por Fiat.

En resumen: un auto bueno, barato, de bajísimo consumo, sólido y agradable, para el uso diario y club el fin de semana.

Un auto exitoso para gente práctica.

 

Modificado por última vez en
Valora este artículo
(1 Voto)
Más en esta categoría: « Probamos la Volkswagen Saveiro Cross
volver arriba