A+ A A-

Citroën C4 Lounge Diesel HDi REFERENTE DEL SEGMENTO

La prueba del nuevo C4 Lounge Diesel ameritaba un largo recorrido, por eso decidimos hacer una especie de U a lo largo de más de mil kilómetros de la provincia de Buenos Aires: desde la Avenida Hipólito Irigoyen en el sur, hacia Cañuelas, Saladillo, Bolívar, Carhué, Espartillar,  Tornquist, Sierra de la Ventana, Tres Arroyos, Energía, Necochea, Miramar, Mar del Plata y regreso. Largo recorrido en el que el probado se lució.

Conocimos la versión anterior del C4 Lounge Diesel en un también largo viaje hacia Sierra Grande y Playas Doradas, en plena Patagonia. Al regreso reclamamos urgente, entre otras cosas, una caja de seis velocidades. Ahora, tomamos la nueva versión con todos los aditamentos que necesitaba.

Sinceramente, es un auto en el que uno hace mil kilómetros y no se cansa, tal es el grado de confort de marcha, interior y prestaciones de su excelente planta de poder diesel HDi.

Los mandos están ubicados para estudiarlos; franceses al fin los diseñadores, no hacen las cosas para usarlas por pura intuición sino con razonamiento. Después de tres días le tomamos la mano a los controles electrónicos, a los que una vez que se los conoce no se los olvida más: algo así como el teorema de Pitágoras.

Las butacas son comodísimas, mientras que la dirección es regulable en altura y profundidad; eso sí, nos gustaría el aro del volante forrado en cuero para un mejor grip.

La seguridad del C4 Lounge Diesel HDi, está respaldada por doble airbag frontal, ABS con repartidor de frenado y ESP (Asistencia al frenado de emergencia).

Debemos detenernos en la suspensión, el piso y la masa suspendida (todo lo que hace al tren rodante): el mismo ha sido copiado del fantástico DS4, lo que hace que su tránsito por calles y rutas en mal estado sea un deslizar suave y seguro. Tiene tendencia a tomar un ángulo pronunciado de deriva en curvas veloces, sobre todo si su radio no es constante, pero el ESP lo lleva con seguridad. Tenga en cuenta que es un sedán de buen volumen y tamaño.

La insonorización ha sido mejorada: le ponemos, sin dudarlo, un excelente.

A bajas vueltas escuchamos el “taca-taca” característico del diesel, pero una vez en camino, el ruido desaparece casi por completo. A 130 km/h el ruido de la planta de poder es casi inexistente, mientras que podemos afirmar que en un viaje a Mendoza repostará gasoil una sola vez en San Luis, donde el tanque todavía tendrá un cuarto de combustible.

Realizamos parte de la prueba bajo una tormenta feroz con fuertes aguaceros y viento. La estanqueidad de este auto es absoluta: en estas difíciles circunstancias climatológicas fue excelente su suspensión. El C4 Lounge Diesel HDi se recibió con honores como un verdadero hidroavión terrestre, realmente asombroso.

Debemos subrayar que la planta de poder diesel de 1560 cc, 4 cilindros 8 válvulas e inyección directa Common Rail, tiene acoplado el sistema Overboost que permite una momentánea sobrepresión de la alimentación, brindando un torque máximo de 270 Nm a 1750 rpm.

Su caja “de sexta” es excelente, de las mejores que ha probado la columna. Entendemos que falta la versión con caja automática, que el motor podría llevarla muy bien.

Su muy buena distancia entre ejes lo ubica como un grand routier de primera categoría, a lo que se aúna su gran confort interior, su excelente accesibilidad tanto en la parte delantera como en la trasera, con gran espacio para piernas y cabeza.

El baúl es de gran capacidad y pueden ubicarse todas las valijas de una familia tipo para un viaje largo.

Lamentablemente el auxilio no es del mismo tamaño del tren rodante: 17” el rodante y 16” el auxilio. La columna coincide plenamente con sus colegas en la sinrazón de esta medida, habida cuenta que es un auto ideal para largos viajes familiares y sabemos de la carencia de neumáticos en el interior del país.

En síntesis: sin lugar a dudas, es “El referente” en su segmento, un excepcional “crucero terrestre” que invita a recorrer la geografía argentina con un confort de primera clase y un muy acotado gasto de combustible.

 

Ficha Técnica:

Planta de poder: Diesel

Cilindrada: 1560 cc

Cilindros: 4

Válvulas: 8

CV 115 CV a 3.500  rpm

Overboost: permite una momentánea sobrepresión de la alimentación, brindando un torque máximo de 270Nm a 1750 rpm

 

Valora este artículo
(1 Voto)
volver arriba